Las calles de Montilla se volvieron a llenar de música el pasado sábado con la celebración de la Noche Blanca, que este año alcanzaba su VII edición. Una año más se volvieron a llenar los cuatro escenarios instalados para la ocasión con la música de montillanos que congregaron a miles de aficionados tanto de Montilla como de otras localidades del entorno que no quisieron desaprovechar el momento para disfrutar de esta noche.

En total fueron una veintena de grupos y artistas los que participaron en esta velada, en la que al igual que en las ediciones anteriores se distribuyeron por cuatro escenarios. Así el Castillo acogió el flamenco, la Plaza de la Rosa la música Pop, el Llano de Palacio el Rock y la Plaza de la Merced la música clásica y popular.