La Corporación municipal del Ayuntamiento de Montilla ha aprobado en Pleno las ordenanzas fiscales para 2011 con los votos a favor del PP y la abstención del PSOE, IU y el PA. Esta aprobación se traduce en la congelación de todos los impuestos a excepción del IBI de Urbana, que crece un 1,5% con respecto a este año.

Mientras, las tasas y precios públicos municipales subirán una media del 3%. “Este 3% es una actualización un poco por debajo del Índice de Precios al Consumo (IPC) acumulado al mes de septiembre en España, que está en un 3,1%, y de la provincia de Córdoba, que está al 3,4%”, según indicó el concejal responsable de Hacienda, Miguel Navarro. “Se ha subido sólo lo que sube el coste de la vida para que al Ayuntamiento le cueste lo mismo prestar el servicio y el ciudadano continúe teniendo la misma carga impositiva”, declaró.

Esta subida afecta a todas las tasas y precios públicos municipales a excepción, porque así se aprobó anteriormente en Pleno a propuesta del Grupo Socialista, de la tasa que regula los precios del mercado y la de aquella que grava la utilización de bienes e instalaciones de la vía pública. Estas últimas han sido congeladas, al igual que la tasa por la recogida de la basura. El precio del agua, por el contrario, crecerá un 3,73%, “que corresponde al 3% que crecen todas las tasas y al euro por contador de canon fijo que nos cobrará la Junta de Andalucía al Ayuntamiento”, resaltó. El PA votó en contra de esta subida del agua y de la congelación de la tasa por la utilización de bienes e instalaciones de la vía pública.