El salón de actos del edificio de Servicios Sociales ha acogido la clausura de los talleres prelaborales que el Ayuntamiento de Montilla viene desarrollando desde hace año durante los meses de verano. En total, 107 jóvenes, de entre 12 y 15 años de edad, han puesto fin a la actividad acompañados por el alcalde de Montilla, Federico Cabello de Alba, y el responsable del Área de Desarrollo Económico, José Manuel Lucena.

En su origen, estos talleres eran convocados para mostrar a los alumnos, todavía en edad escolar, algunas pinceladas del mercado laboral al que tendrían que acceder años después. Desde Servicios Sociales, aseguran que este objetivo se mantiene intacto con talleres como el de restauración en hostelería, peluquería o fabricación de abalorios, aunque se ha incorporado otros talleres más vinculados a un ocio alternativo como el de teatro.

clausuraPrecisamente han sido los alumnos del taller de teatro los encargados de poner el broche con la representación de un par de obras ante compañeros y familiares. Después, la tradicional entrega de diplomas de recuerdo y la proyección de un montaje audiovisual completaron el acto de clausura. Durante los meses de julio y agosto, de forma transversal monitores y alumnos también han trabajado habilidades para la prevención de drogodependencias, resolución pacífica de conflictos, autoestima y habilidades sociales.


El alcalde montillano auguró nuevas convocatorias de unos talleres que se financian exclusivamente con dinero municipal y que este año ya dejaron sin atender más de otras cien solicitudes.

 

“En la medida que sea posible económicamente, ampliaremos la oferta con talleres orientados hacia otros sectores laborales, puesto que aunque sean sólo dos meses, esta actividad supone para la inmensa mayoría de chavales su primer encuentro con un trabajo y esta experiencia puede ayudarles a saber hacia dónde orientar sus próximos cursos escolares”, subrayó Federico Cabello de Alba.