Los vinos Montilla-Moriles ya tienen nueva Capataz de Honor. M Luisa Ceballos, presidenta de la Diputación de Córdoba, se ha comprometido esta noche con la defensa y promoción de los caldos de la Denominación de Origen cordobesa, con el Castillo montillano como testigo. En esta labor, contará con la ayuda de Bosco de Alvear y José Mª Luque, nombrados capataz de bodega y de campo, respectivamente, durante el trascurso de la segunda jornada de la 58 Fiesta de la Vendimia.


La presidenta de la Diputación ha recibido de manos del alcalde de Montilla, Federico Cabello de Alba, las llaves de la bodega de la Casa del Inca, símbolo de la custodia del resto de bodegas del marco vitivinícola, y ha escuchado de boca del capataz saliente, Manuel Pimentel, el ripio que la confirmaba como embajadora de los vinos Montilla-Moriles. El presidente del Consejo Regulador, Javier Martín, y la Hermana Mayor de la Hermandad de las Viñas, Valle Ríos, han sido testigos de excepción del nombramiento de la nueva Capataz de Honor.


"Para mí, es todo un honor este nombramiento que va a reforzar aún más el empeño que, personalmente y desde la Diputación, tenemos en la promoción de unos caldos de calidad internacionalmente contrastada”, han sido las primeras palabras de Mª Luisa Ceballos. La también alcaldesa de Priego de Córdoba ha reconocido que “no me tomo lo que significa este nombramiento con fecha de caducidad, como oficialmente está estipulado hasta la próxima vendimia, sino que el papel de embajadora lo ejerceré siempre, en nombre de todos los cordobeses, que se sienten orgullosos del esfuerzo y la dedicación que 17 municipios y más de 80 bodegas realizan para conseguir unos caldos competitivos en calidad".


La Capataz ha asegurado durante su mandato la ayuda de la Diputación en la promoción de estos vinos, “desde el Consorcio Provincial de Desarrollo Económico pretendemos esforzarnos en apoyar la exportación y promoción en el exterior y, sobre todo, ayudar a que cada vez más bodegas se animen a vender su magnífico producto en estos mercados".


relevo capataz 2013Durante su intervención, Federico Cabello de Alba ha reconocido que “en Montilla estamos orgullosos de nuestro pasado vitivinícola y que a diferencia de esos pueblos cuya grandeza vive en el pasado, nosotros también estamos orgullosos del presente de nuestros vinos, los mejores de nuestra historia”, en clara alusión a las distinciones recibidas esta semana por una decena de vinos del marco en las prestigiosas puntuaciones Parker.   


“Trabajemos en pro de un interés común, el vino, que hará nuestro futuro transparente, brillante y generoso, como las cualidades de nuestros vinos –ha indicado el alcalde- y en esta tarea pido el apoyo de nuestra Capataz y del resto de instituciones públicas y privadas”. Ha terminado Cabello de Alba con la petición de “poner los cinco sentidos en el vino, dado que en una degustación apreciamos sus bondades a través de los cinco sentidos”.  


La primera acción de la nueva capataz ha sido el nombramiento del periodista ya retirado José Mª Luque como capataz de campo y del empresario Bosco de Alvear como capataz de bodega, distinción que ha recogido en su nombre su sobrino Luis Giménez Alvear.