Miles de montillanos han pasado por el Castillo del Gran Capitán para contemplar la Copa del Mundo conseguida por la Selección Española de Fútbol el pasado 11 de julio en Sudáfrica. Desde que la fortaleza ha abierto sus puertas para la exhibición  del trofeo, aproximadamente a las 10:30 horas, las colas de personas no han cesado. Los primeros en pasar a ver esta obra, confeccionada con oro y con una base de malaquita, y que representa a dos figuras humanas sosteniendo a la Tierra, han sido los más pequeños. Durante las primeras horas de exposición han acudido al Castillo y han podido fotografiarse con el trofeo numerosos grupos de escolares procedentes de todos los centros de enseñanza de Montilla, algunos de los cuales vestían la camiseta de la Selección Nacional e incluso llevaban la bandera de España pintada en la cara.

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Montilla, José Manuel Márquez Repiso, ha recordado que la Copa del Mundo ha llegado a la ciudad gracias a las gestiones realizadas por el Montilla Club de Fútbol y que Montilla es el cuarto municipio de la provincia, tras la capital, Montoro y Palma del Río en el que se ha exhibido. El presidente del Montilla, Jorge Pérez, ha insistido en que “el presidente de la Federación Andaluza de Fútbol, Eduardo Herrera, y el de la federación cordobesa, José Santiago Murillo, han facilitado que podamos contar con ella”.

“Esperábamos este éxito rotundo de afluencia de personas; es lógico dado que el lugar en el que se ha ubicado, el Castillo, es inmejorable, y que Montilla es una ciudad de una gran tradición futbolera”, ha indicado el presidente de la federación cordobesa.

“Por la mañana nos hemos quedado sin horarios libres incluso para las visitas de los colegios; tanto es así, que al Colegio San José le han tenido que buscar un hueco desde la Oficina Municipal de Turismo [que ha gestionado las visitas] después de que lo pidiera a última hora de ayer”, ha explicado Jorge Pérez, quien ha añadido que “los dos institutos y colegios como el Gran Capitán y el Vicente Aleixandre han tenido que dejar la visita hasta la tarde”. El presidente del Montilla ha agradecido una vez más la colaboración del Ayuntamiento en la actividad.

José Manuel Márquez Repiso ha destacado que se ha establecido un horario de visitas ininterrumpido para facilitar que pudiera acudir hasta la fortaleza todo el que lo deseara. “Se ha posibilitado así que durante la hora de la comida se hayan podido acercar hasta el Castillo aquellas personas que no lo han podido hacer por la mañana ni por la tarde por estar trabajando”, ha relatado.