El proyecto recogía la colocación de bancos de mármol y respaldales de metal

La Teniente de Alcalde de Urbanismo, Alicia Carmona, ha comunicado hoy que se ha adoptado la decisión de no colocar ningún banco en el tramo de la Corredera que se está reurbanizando.

Carmona ha explicado que se tenía conocimiento del malestar de los vecinos ante los bancos que contemplaba el proyecto de remodelación de la Corredera en el tramo entre calle San Fernando y callejón El Peso, que eran de mármol y con los respaldales metálicos.

La responsable de Urbanismo ha señalado que este asunto se llevó a una reunión del Consejo de Participación Ciudadana, donde no se vio conveniente la instalación de este mobiliario urbano, ya que rompía con la estética del que había colocado en el resto de la calle Corredera. En esta reunión se propuso o bien instalar los tres bancos previstos de madera, tal como los que ya hay instalados, o no colocar ninguno.

Desde el área de Urbanismo se ha optado, de momento, por no instalar bancos en este tramo de vía pública, atendiendo de esta forma a la recomendación del Consejo de Participación Ciudadana y también a la campaña de recogida de firmas que se ha puesto en marcha entre los ciudadanos, en la que solicitan que no se instalen los bancos inicialmente contemplados en el proyecto.