La Policía Local ha informado esta mañana que en la jornada de ayer agentes de este cuerpo tuvieron que intervenir en dos viviendas abandonadas en las que se produjeron sendos derrumbes.

 

La primera de las actuaciones se produjo a las 9,40 horas, cuando los vecinos de la vivienda de la c/ San Fernando 23 alertaron de un ruido grande que se había sentido en este inmueble que se encuentra abandonado. La Policía Local, junto con miembros del cuerpo de Bomberos, se acercaron a este edificio comprobando que la cubierta se había hundido hacia el interior de la vivienda, sin que hubiese desprendimientos en la vía pública.

 

Se informa a los técnicos municipales para que valoren los daños, porocediéndose a contactar con los propietarios de esta vivienda abandonada para que realicen las oportunas actuaciones de desescombro.

 

La segunda de las actuaciones se produjo a las 21,30 horas, en la calle San Francisco, en la vivienda número 12, que igualmente se encuentra deshabitada, donde los vecinos informaron del desprendimiento de parte del enfoscado de la fachada, que cayó sobre un vehículo estacionado ante dicho edificio.

 

Personados efectivos de la Policía Local se comprueba que la vivienda colindante, también deshabitada, se encuentra también en malas condiciones. Se cursa aviso a los bomberos que acuden al lugar para comprobar que además de los daños sufridos en la fachada, el tejado de la vivienda se ha hundido. Ante el riesgo de nuevos desprendimientos, y debido a la hora en que se producen los hechos, se procede a acotar la zona para evitar nuevos daños.

 

En la mañana de hoy se ha realizado el aviso a los técnicos de urbanismos para que realicen valoración del estado de los inmuebles al tiempo que se traslada a los propietarios de los mismos las actuaciones que deben realizar.