La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Montilla será la primera de Andalucía en disponer de una unidad de actuación en emergencias bacteriológicas, radiológicas y químicas, los conocidos incidentes NRBQ, según han anunciado esta mañana ante los medios de comunicación el alcalde montillano, Federico Cabello de Alba, y el jefe de la agrupación, José Antonio Jiménez.

La unidad se va a poner en marcha con 14 operativos, que han pasado por la Escuela Nacional de Protección Civil para recibir la formación de los niveles I y II del código NRBQ, lo que sitúa a los voluntarios de Montilla en un nivel formativo similar al de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

La situación geográfica de Montilla ha resultado determinante a la hora de dar el paso paro organizar la unidad NRBQ. “Nos encontramos en medio del eje Sevilla-Córdoba-Málaga-Huelva con un elevado riesgo químico y sismológico y muy cerca de la unidad radiológica del Hospital”, comentó Cabello de Alba, para quien la creación de esta unidad de actuación viene a dotar a Montilla de “un equipo de respuesta inmediata ante cualquier riesgo de tipo químico, bacteriológico o radiológico, dentro de las competencias de Protección Civil”. “Se suele vincular este tipo de riesgos con plantas químicas, pero la experiencia dice que en cualquier momento se pueden producir vertidos, en carretera por ejemplo, o desgracias personales donde se hace necesario la actuación de estos equipos”, añadió.

El jefe de Protección Civil de Montilla enmarcó la formación de esta unidad NRBQ en el “excelente clima de trabajo” que demuestran los voluntarios de la agrupación. “Esto no una ONG, sino un centro operativo que presta servicios de seguridad al ayuntamiento y la formación que están adquiriendo nos coloca ya como una de las agrupaciones más activas del panorama nacional”.

José Antonio Jiménez también adelantó la puesta en marcha de otros dos programas, uno de actuación con víctimas de diferente tipología (accidentes de tráfico, víctimas de violencia de género…) y otro de carácter medioambiental. “Como Montilla carece de una guardería rural, nos hemos propuesto que los voluntarios sean los ojos que cuiden nuestro entorno rural, al menos los fines de semana, recabando información sobre daños o incluso, informando directamente a los vecinos sobre sus comportamientos en el campo”, manifestó Jiménez.

Balance de gestión
El anuncio de la puesta en marcha de estos programas se dio a conocer durante una comparecencia en la que se hizo público el balance de actuaciones de la Agrupación montillana desde enero de 2011. En total, los voluntarios de Protección Civil han prestado al Consistorio servicios por 4.528 horas, que en caso de ser pagados hubiera supuesto un gasto aproximado de 90.000 euros, si se aplicara las retribuciones medias de estos servicios.   

En la actualidad, la Agrupación disfruta de una nueva sede junto a las Naves Municipales con tres zonas de trabajo –zona operativa, zona administrativa y zona de esparcimiento y descanso-. El número de voluntarios en activo es de 77, que en caso de necesidad, “se movilizan en 30 minutos”, según informó el jefe de la unidad.