“Esta nueva infraestructura viene a reforzar el magnífico servicio sanitario que tenemos en la ciudad y que es uno de los mejores de Europa”. Así se ha pronunciado el alcalde de Montilla. Federico Cabello de Alba, tras la inauguración del helipuerto para el aterrizaje de helicópteros del 061 del que ya dispone el hospital de esta localidad y que viene a sumarse a los otro cuatro ubicados en la provincia: uno en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, otro en Hinojosa del Duque, un tercero en Baena y un cuarto en La Rambla.

La delegada provincial de Salud, María Isabel Baena, ha insistido en que, con la construcción del helipuerto del hospital de Montilla, su departamento pretende agilizar el traslado de pacientes críticos desde o hacia el centro hospitalario. Esta pista ocupa una superficie de 134 metros cuadrados y admite el aterrizaje y despegue nocturno de los helicópteros sanitarios del 061. Para ello, se ha dotado a las instalaciones de un sistema de balizamiento específico formado por un faro para facilitar su localización, una manga de viento iluminada, seis proyectores de luz para la pista y unos sistemas de iluminación que permiten conocer durante un vuelo nocturno si la senda que lleva el helicóptero es adecuada o no a la hora de acceder a la superficie. Toda esta iluminación podrá activarse por radiofrecuencia desde el propio helicóptero al aproximarse a la zona de aterrizaje. Según Baena, "este helipuerto va a permitir mejorar la calidad en la asistencia a personas que sufran quemaduras graves, amputaciones, traumas grave, síndrome coronario agudo o accidente cerebro vascular, entre otras patologías".

Estas instalaciones forman parte del proyecto de creación de una red integral de 70 helipuertos para Andalucía, cuya inversión global asciende a 5.447.430 euros. La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias es la encargada de la puesta marcha de estos helipuertos, financiados por Fondos Europeos de Desarrollo Regional, de los cuales 15 corresponden a Córdoba.

Estas plataformas diseñadas para mejorar la atención sanitaria por vía aérea en la provincia, estarán dispuestas estratégicamente siguiendo criterios geográficos, de dispersión, aislamiento o incremento poblacional. Así, se ubicarán en los municipios de La Carlota, cuyas obras de construcción ya se han iniciado, y se estudiarán los terrenos indicados por los ayuntamientos en Priego de Córdoba, Palma del Río, Fuente Obejuna, Villanueva de Córdoba, Pozoblanco, Montoro, Bujalance, Cabra y Lucena, con el fin de analizar los diferentes obstáculos existentes para determinar el lugar más adecuado de construcción y las actuaciones a acometer.

Equipo Aéreo

María Isabel Baena ha explicado que el equipo de emergencias aéreo del 061, ubicado en el aeropuerto cordobés, ha actuado a lo largo del 2010 en un total de 190 situaciones de emergencias sanitarias en la provincia de Córdoba. Entre los principales motivos por los cuales ha sido movilizado destacan principalmente los accidentes de tráfico, con un 40,5% del total de las asistencias realizadas. Le siguen con un 19% las activaciones para la atención de pacientes con traumatismos graves provocados por precipitaciones, amputaciones o aplastamientos de miembros o heridas de arma blanca o de fuego. En un 17% de las ocasiones se movilizaron para asistir a pacientes inconscientes o con sospecha de parada cardiorrespiratoria o accidente cerebro vascular, y en un 12% para atender a personas con dolor torácico.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias dispone de una flota compuesta por cinco helicópteros medicalizados, preparados para el transporte urgente de pacientes de toda la comunidad autónoma andaluza. Estos aparatos están dotados con las últimas tecnologías de la comunicación que permite su geolocalización desde las salas de coordinación de urgencias y emergencias del 061, al tiempo que facilita la labor de información de los sanitarios durante el traslado de los pacientes a los hospitales de referencia.

Los helicópteros están equipados con todo el material electromédico necesario para que los profesionales del 061 (médicos y enfermeros) puedan atender a los pacientes como si estuviesen en una UVI móvil. Disponen, por tanto, de un monitor desfibrilador, de un marcapasos transcutáneo, de un monitor de presión arterial no invasiva y de una unidad de respiración y aspiración, entre otros elementos esenciales para la atención de personas en situaciones críticas.