El Teatro Garnelo acogió el pasado sábado una emotivo homenaje a la Compañía de Teatro Luis B. Arroyo y a Joaquina de Benito, actriz de dicha compañía. Al acto acudieron medio centenar de familiares de esta familia de artistas que durante los primeros años del siglo pasado ocuparon en infinidad de veces las tablas del Teatro Garnelo.

 

Rafael Rivas, hijo de Joaquina de Benito, actuó de portavoz de la familia, agradeciendo el homenaje que desde el Ayuntamiento se tramitó a la compañía, reconociendo de forma especial el trabajo que ha realizado el presidente de la asociación Forajidos, José Manuel Repiso, promotor de este reconocimientos.

 

Como recuerdo de este homenaje, los hijos de los componentes de esta compañía destaparon una placa en la que queda constancia del reconocimiento y de la importante labor cultural que desempeñaron en Montilla durante las primeras décadas del siglo pasado.

 

Posteriormente todos los familiares que asistieron al homenaje, en total 48 personas, subieron hasta el escenario para recoger tanto del público como de las autoridades presentes el reconocimiento, que incluyó la personalización de una butaca con el nombre de Joaquina de Benito, miembro de la compañía Luis B. Arroyo, que se casó con un montillano y que dejó profunda huella en el mundo cultural de su época en Montilla.

El acto de homenaje se cerró con la puesta en escena de la obra Políticamente incorrecto, a cargo del grupo de Teatro La Cepa.