Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Montilla incrementaron hasta los 45.257 euros las prestaciones económicas ofrecidas a lo largo de 2012 en concepto de ayudas familiares y de emergencia social. Este aumento representa una subida del 45% con respecto a esta misma partida del año anterior (31.407 euros), beneficiando a un total de 786 personas, agrupadas en 237 unidades familiares.

El encargado de dar a conocer estas cifras ha sido el teniente de alcalde de Promoción Social, José Repiso, durante la presentación de la memoria anual de gestión de Servicios Sociales. En su intervención, Repiso valoró la “estrecha colaboración” iniciada y mantenida con la Asamblea Local de Cruz Roja y la asociación Buen Samaritano con especial incidencia en lo relacionado con el reparto de comida o kits de higiene infantil.

Según desveló el responsable político de esta área, “tanto el número de familias como de personas beneficiarias del reparto de alimentos por parte de estas entidades se ha duplicado respecto al año anterior”, destacando igualmente “el notable incremento” en el número de familias españolas beneficiarias de esta prestación, que “suponen un 72,65% del total”.

Estos casos de emergencia social se incluyen en el balance general del año 2012 de los Servicios Sociales Municipales, por cuyo centro de la calle Altillos pasaron 4.211 personas mediante el sistema de cita previa. Estadísticamente, esa cifra significa un aumento en 400 usuarios.

José Repiso quiso destacar los resultados obtenidos por el Equipo de Tratamiento Familiar y Servicio de Mediación, que se ha consolidado, con un notable incremento de casos atendidos, como “un sistema de resolución pacífica de conflictos” al que los vecinos acuden de forma voluntaria o por derivación judicial.

Asimismo, en su balance el edil montillano subrayó los datos relativos a la orientación, capacitación e inserción laboral. En este sentido, el año pasado el equipo técnico del centro de Servicios Sociales se vio ampliado con una orientadora laboral. “Entendíamos que esta figura, nueva para este Ayuntamiento, era necesaria a tenor de la especial situación de dificultad económica y laboral que afecta a todos los ámbitos de la vida familiar y social de las personas, coincidiendo además con la supresión del programa Andalucía Orienta de la Junta de Andalucía”, aclaró.

Desde este servicio de orientación laboral, que cerró el año 2012 con 309 entrevistas de tutorización de búsqueda activa de empleo, se han canalizado los 99 contratos laborales realizados por circunstancias sociofamiliares para puestos temporales de poca cualificación y los 12 contratos ofertados por empresas como Fepamic o Clece.  

La memoria de gestión de Servicios Sociales incluye también los datos de los módulos ocupacionales, en los que han intervenido 60 personas becadas con un índice de contratación posterior del 60%, y los huertos sociales ecológicos, donde cinco familias seleccionadas con criterios sociales participan a las órdenes de un monitor voluntario de la Asamblea de Mayores.

Disminución de los recursos de dependencia

En cuanto a los datos registrados en el campo de la dependencia, el teniente de alcalde de Promoción Social quiso denunciar públicamente “la paralización de nuevas valoraciones desde el mes de mayo respecto a la Ley de Dependencia, así como la paralización de resoluciones para concesión o cambio de recursos en personas ya valoradas desde junio”.

A juicio de Repiso, esta circunstancia ha supuesto “un gran malestar entre las personas demandantes de dependencia y la necesidad de cubrir mediante recursos municipales, especialmente ayuda a domicilio, situaciones de emergencia”.

En este sentido, el balance de gestión arroja para el año 2012 un montante de 98.000 horas prestadas vía dependencia, por las 111.000 horas registradas el año anterior, repercutiendo esta disminución en “la imposibilidad de incluir nuevos casos en la ayuda a domicilio municipal que está actualmente cubriendo situaciones que debieran ser atendidas a través de dependencia”.