Una treintena de policías locales de la Campiña Sur se forma en Montilla en la mejora de la atención ciudadana a través de un curso que ha dado comienzo hoy. “La Policía Local, en su condición de prestataria de un servicio público a la comunidad, desarrolla unas tareas profesionales que comportan la atención a la ciudadanía tanto de una manera presencial como telefónica; en algunas circunstancias, por ejemplo en la atención a personas que son víctimas de delitos, las habilidades personales del policía deben adecuarse a los requerimientos de tales casos y evitar lo que ha venido a llamarse segunda victimización”, ha insistido el teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, Antonio Gómez, para justificar la iniciativa. El concejal ha resaltado que en la medida en que el policía conozca y domine las técnicas de comunicación que le sirvan para una atención adecuada y eficiente a las personas destinatarias de su trabajo, mejor será la prestación social policial.

Entre los objetivos que persigue el curso destaca el que la Policía Local conozca y se ejercite en herramientas tanto para establecer la sintonía y la confianza con la ciudadanía como para dar la información que en cada momento les demande el ciudadano. Otros fines son los de incrementar la flexibilidad y la capacidad de respuesta ante diversas situaciones y casos de atención ciudadana, aprender a mantener un estado emocional positivo ante las diversas situaciones y conocer las especifidades que exige la atención a colectivos o situaciones particulares en la atención ciudadana, tales como la atención a víctimas de delitos. “El curso se desarrolla durante una semana con una duración de 35 horas lectivas”, ha puntualizado Antonio Gómez, quien ha añadido que “la metodología didáctica será interactiva y participativa y surgirá de las experiencias profesionales y de los casos reales donde el alumnado haya tenido que afrontar determinadas dificultades”. El teniente de alcalde ha explicado que “esta metodología debe facilitar la puesta en práctica de nuevas habilidades de atención al público diferenciando aquellas interrelaciones interpersonales que resultan exitosas de aquellas otras que no lo son. A través de la puesta en práctica de patrones adecuados de comunicación y de atención a la ciudadanía y de la observación y puesta en común, el alumnado podrá ir desarrollando tales capacidades para las que está diseñado este curso”.