El Ayuntamiento de Montilla estudia con la Empresa Pública del Suelo de
Andalucía (EPSA) la inclusión en las obras del primer tramo de la Ronda
Norte la construcción de una rotonda que regule el tráfico en el acceso
de la conocida como Carretera de Espejo.

Como ocurriera en la
zona de la Puerta de Montilla, los planes del Ayuntamiento pasan también
por eliminar los semáforos de Santo Domingo con la construcción de una glorieta en la confluencia de las calles Santa Brígida, Julio César, Pío
XII y la Avenida Marqués de la Vega y Armijo
. La nueva glorieta tendrá
un diámetro de 12 metros, con dos carriles para la circulación, cada uno
de ellos de 3,5 metros.

En palabras de la teniente de alcalde de
Desarrollo Urbano, Ana Belén Feria, “la idea de la rotonda estaba
prevista desde que se estudió técnicamente la forma de unir la Ronda
Norte con el actual cruce, para lo que se hacía necesario desmontar la
Cruz de Santa Brígida”.

En este sentido, el pasado fin de semana
operarios municipales procedían a la retirada del crucero y su traslado
hasta almacenes municipales, donde se lleva a cabo la catalogación de
cada una de sus piezas. Según explicó la concejala, “la reposición de la
Cruz de Santa Brígida se llevará a cabo en cuanto esté planteada la
rotonda, ocupando la zona central de la misma”.

Desde el punto de
vista técnico, la solución de la rotonda de acceso y salida a Montilla
por la Carretera de Espejo “no requiere de trabajos de consideración”,
excepto “la retirada de un pequeño tramo de acerado en la calle Julio
César y la ampliación de acerado en la zona entre la calle Santa Brígida
y la propia Ronda Norte”. La ejecución de dichas actuaciones será
asumida tanto por el Ayuntamiento como por EPSA, entidad responsable de
las obras de la Ronda Norte.

Recta final para el primer tramo de la Ronda Norte

La
Empresa Pública del Suelo de Andalucía ha comunicado al Consistorio
montillano que en un plazo cercano al mes finalizará las actuaciones del
primer tramo, una vez que se resuelva los drenajes en el cruce del
nuevo vial con la calle Córdoba.

En el informe remitido a la
Delegación Municipal de Urbanismo, los técnicos de EPSA comunican que en
los próximos días procederán a la ejecución del pavimento asfáltico en
todo el tramo mediante la disposición de la segunda capa  de rodadura.
Asimismo, queda pendiente la colocación en el puente de las barreras
laterales y la terminación del tratamiento superficial en algunos puntos
de la zona verde del Parque de la Rehoya.

El Plan General de
Ordenación Urbana (PGOU) considera la Ronda Norte como uno de los
elementos más importantes en la modificación de la fisonomía de la
ciudad, permitiendo desarrollar una amplia zona de terreno desde el
final de la calle Santa Brígida hasta la confluencia con la N-331. Con
la apertura del primer tramo, el Ayuntamiento montillano confía en que
se puedan ir notando sus efectos en la descongestión del tráfico rodado
en el centro histórico de Montilla.